Hot Lead vs Cold Lead

¿Estas teniendo problemas para captar leads? ¿Qué puedo hacer para que mis Cold Leads se vuelvan Hot Leads?

¡No te preocupes! Aquí te decimos cómo.

Al crear una estrategia de marketing debemos tomar en cuenta la manera cómo entablamos contacto con nuestros prospectos. Eso implica que, además de considerar a quienes son una venta segura, debemos pensar y trazar un camino para acercarnos a quienes no nos tienen en la mira (y les urge conocernos).

Entonces, un Cold Lead…

es un lead que, en realidad, no ha interactuado con tu producto o servicio.

No lo ha hecho y no lo ha buscado.

Para decirlo sencillo, podemos entenderlo como tu target market. Te conocen, los conoces, pero no saben que necesitan tu oferta hasta que les hablas de ella.

Puede ser alguien que ha perdido interés después de un acercamiento inicial, incluso tras haberse registrado y compartir sus datos contigo o solicitar información. Solo piensa en todos esos newsletters y mensajes que ahora mismo están sin abrir en tu bandeja de Spam.

Bueno, a eso nos referimos.

Tanto si se trata de quienes aún no han sido alcanzados por tu mensaje, como si se trata de quienes lo han olvidado, en ambos casos las cosas están frías y necesitas hacerlas entrar en calor.

Hot n’ Cold

No queremos decir que un tipo de lead sea mejor que otro. Y la verdad es que no lo son. Para entender esto tenemos que dejar claro que un Cold Lead puede volverse Hot Lead. Todo depende de una estrategia efectiva de re-engagement.

Para ella, podrías considerar…

1.      Personaliza tu comunicación. Pregúntate “¿quién es este lead?”. Toma ventaja de que ya ha contactado contigo previamente. También, puedes ofrecer una opción alternativa, por ejemplo, retirarlo de tu lista de correos e interactuar por redes sociales. Esto último puede ayudar a tu reputación y, sin duda, te permitirá eliminar de tu base de datos a quienes no tienen intención de adquirir tu servicio (ni el de un competidor).

2.      Utiliza diferentes canales. Puede parecerse un poco al punto 1. Veamos. No todos responden a través de los mismos medios. Y, generalmente, pocos responden amistosamente al contenido invasivo. Abrirte a diferentes canales te permitirá definir la mejor manera de contactar a tus leads y generar re-engagement, además de moderar el tipo de contenido educativo que puedes ofrecer.

Estos elementos son esenciales para convertir un lead.

¿Qué sigue? Warm Leads

Supongamos que alguien ha reaccionado positivamente a tu campaña en Facebook Ads, y hemos logrado crear Warm Leads, o sea, usuarios que han mostrado interés en lo que hace tu empresa, aunque no expresara un interés exacto de cuándo comprar. 

En fin. Una vez que el prospecto ha vuelto a mostrar interés, es el momento exacto para poner manos a la obra. Precisamente, es el punto cuando logramos un Hot Lead de un Cold Lead, así, ten en mente que debes enfocar tu contenido a las necesidades específicas del lead.

El objetivo es proveer de una solución exclusiva. Así que no olvides mantener informado al usuario, educar constantemente sobre tus servicios y promover tu marca.

Sin embargo, el objetivo a largo plazo es que tus consumidores se mantengan presentes. Asegúrate de dar seguimiento a todo el proceso. Aquí, el tiempo de respuesta puede ser determinante para concretar una venta. Mantener una buena relación no solo es fidelizar, sino invitar que el usuario se vuelva un referente de nuestra oferta

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *